La brecha de género en el hogar

La huelga feminista del 8 de marzo buscó darle visibilidad al rol fundamental de la mujer en la economía productiva y reproductiva. Si bien las mujeres entraron en el mercado laboral a mediados del siglo pasado, todavía persiste la desigualdad en la distribución de las tareas de cuidado y de la casa. A pesar de que muchas parejas puedan proponerse la corresponsabilidad, persisten los roles de género en la maternidad y paternidad y la falta de políticas de conciliación laboral.

ABRIL PHILLIPS Y XAVIER OLIVA

Arlie Russell Horschild hablaba en su libro “La mercantilización de la vida íntima” de la revolución inconclusa de género para las mujeres. Ellas han entrado al mercado laboral, pero el hombre aún no se ha incorporado a las tareas del hogar, incluida la crianza. Una de las reivindicaciones de la huelga del pasado 8 de marzo fue la corresponsabilidad familiar. Este modelo cuestiona la paternidad tradicional, que asigna al hombre el rol de padre proveedor y a la mujer el de madre y ama de casa. Así, se busca apostar por una participación activa en el hogar y en la crianza de los hijos.

Según el Instituto de la Seguridad Social de España, en enero de 2017, la ley amplió los permisos de paternidad de 15 a 28 días y eso significó un incremento del 8,25% de solicitudes de baja respecto al año anterior, aunque eran mujeres quienes la solicitaron en un 92% de los casos. Pero en cuanto a las 10 semanas del permiso de maternidad que las mujeres pueden transferir a sus parejas, tan solo un 1,87% de los padres la solicitó. “Va más rápido el discurso que la práctica”, apunta Marta Ausona, antropóloga y profesora asociada de la facultad de Educació Social i Treball Social Pere Tarrés de la Universitat Ramon Llull.

“Los hombres que deciden implicarse más y hacer el papel que tradicionalmente ha sido femenino, muchas veces son cuestionados”

Marta Ausona. Atropóloga y profesora asociada de la facultad Pere Tarrés.

Gerard de Josep cogió la baja por paternidad tras el nacimiento de su hijo en septiembre de 2017. Ahora, después de que su compañera acabe con 7 meses de baja entre el permiso de maternidad y la excedencia, él cogerá la suya. “Es un derecho”, dice De Josep, pero por hacerlo se ha encontrado con gente cercana que cuestiona su decisión de pedir una excedencia de cuatro meses para cuidar de su hijo. “Me preguntan qué voy a hacer, como si no fuese suficiente cuidar de mi hijo”. “Los hombres que deciden implicarse más y hacer el papel que tradicionalmente ha sido femenino, muchas veces son cuestionados”, apunta Ausona.

La corresponsabilidad no es una práctica extendida aún. En muchas ocasiones, se entiende de forma inconsciente como una forma de voluntariado. “Socialmente, la mujer tiene la obligación sobre la crianza y las tareas del hogar, el hombre muchas veces lo asume más como voluntariedad”, afirma Ausona.

Elisa  es directora de una empresa de tecnología y tuvo su primer hijo con su pareja de hace tres años. Al hablar con otras madres, se dio cuenta de que la dificultad de alcanzar una distribución igualitaria en las tareas de cuidado no era sólo un problema de su pareja. “Esta corresponsabilidad, en mi caso y en el de muchas otras, no existe realmente. Nos hemos formado en una sociedad que nos dice que la madre es la que se encarga del hogar. Todavía tienen mucha fuerza estos roles, no nos hemos librado de ellos. Entonces, a pesar de que la pareja “ayude” en la ejecución de las tareas, tú eres quien las distribuye y las organiza. Al hombre le cuesta mucho coger esa responsabilidad”.

“La mujer sufre dos cargas mentales, la de ser madre y la de tener que trabajar”, dice Marta Ausona. “Como mujer, no sólo tienes que trabajar ocho horas, sino que también llevas todo el tiempo la carga mental de la distribución, tienes la responsabilidad. Él no va a trabajar con el pensamiento de ¿qué come esta noche el bebé? Tú eres la que piensa y el otro ejecuta solamente. Esto es muy desbordante a veces”, explica Dani.

“La depresión posparto es algo que hemos construido socialmente, hemos dejado en soledad a las madres”

Gerard de Josep. Padre y periodista.

“Si el padre está más implicado, la madre está menos saturada y esto es un factor de protección en la salud mental”, apunta Ángela Tobías, psicóloga infantil. Uno de los casos más comunes de problemas de salud mental en mujeres es la depresión. Y uno de los tipos es la depresión posparto, muchas veces ocasionada por la carga que supone el cuidado del recién nacido y la soledad con la que vive esa etapa la madre. “La depresión posparto es algo que hemos construido socialmente, hemos dejado en soledad a las madres”, apunta Gerard de Josep.

Adrián Cordellat es periodista freelance y gestiona desde casa Tacatá Comunicación junto a su compañera, Diana. Tienen dos hijos, Mara, de 4 años, y Leo, de 17 meses. Además es conocido por escribir el blog sobre paternidad “Un papá en prácticas”. “La corresponsabilidad es como ser una madre. Menos dar el pecho, el resto de cosas las podemos hacer nosotros también”, añade Cordellat.

“Se tiene que transmitir una implicación al 50%, pero real, no un decir”, dice Tobías. Para padres como Adrián es importante precisamente que su papel no sea visto como voluntario, sino como un papel de implicación. “Yo quiero que mis hijos me vean hacer labores de cuidados que yo solo había visto hacer a mi madre, y que ellos asimilen que son cosas que hacemos los dos, no es una cuestión de género”, añade Cordellat.

“En mi casa tuve el modelo de padre trabajador y madre ama de casa, y tenía claro que no quería reproducirlo”

Enric Bastardas. Padre y comunicador.

“Si los hijos ven que en casa se hace, lo harán. Ellos me ven limpiando los platos y me ofrecen su ayuda. Eso les hace normalizar, y no pensar que hay faenas de hombre y faenas de mujer”, dice Enric Bastardas, comunicador y colaborador en varios medios como el Diari Ara o Catalunya Ràdio. Es padre de dos hijos, Martí y Nil. Cuando fue padre tuvo claro que quería implicarse al máximo en la crianza de sus hijos. “En mi casa tuve el modelo de padre trabajador y madre ama de casa, y tenía claro que no quería reproducirlo”.

La corresponsabilidad ofrece beneficios para la conciliación laboral de las mujeres, su salud mental y para la propia crianza de las criaturas, lo que puede ayudar a transmitirles una identidad de género mucho más positiva. “Las figuras parentales son esenciales, todo el sistema de valores se transmite y se imita”, apunta Ángela Tobías.

Además de los roles de género, otra traba estructural para la corresponsabilidad es la deuda que tiene España respecto a políticas de conciliación laboral. “Se tiene que hacer más flexible el mercado laboral, habría que flexibilizar los horarios, plantear un modelo por objetivos e incentivar el teletrabajo”, dice Ausona.

“Los cuatro meses son una miseria, no cubren ni la lactancia. Y obligas a las mujeres a necesitar las excedencias, por lo tanto las pones en riesgo laboral”

Gerard de Josep. Padre y periodista.

En España, solo el 27% de las empresas apuestan por el teletrabajo, según el INE. Las madres tienen 16 semanas de permiso y los padres cuatro. En otros países como Islandia, ofrecen nueve meses de baja, tres meses para la madre, tres para el padre y el resto se pueden combinar como se prefiera. “Si comparas con otros países de Europa tenemos motivos para quejarnos. La baja por paternidad no nos permite realmente corresponsabilizarnos”, dice Cordellat. Una de las reivindicaciones en ese mismo sentido es que la baja pueda cubrir el tiempo de lactancia. “Los cuatro meses son una miseria, no cubren ni la lactancia. Y obligas a las mujeres a necesitar las excedencias, por lo tanto las pones en riesgo laboral”, apunta Gerard.

PERFILES

Adrián Cordellat, un papá en prácticas

Adrián Cordellar, su compañera, Diana y sus dos hijos, Mara y Leo
Adrián Cordellat, su compañera, Diana, y sus dos hijos, Mara y Leo

El periodista Adrián Cordellat tuvo claro desde el principio que quería implicarse en el cuidado de sus hijos. Fue despedido de un trabajo en Valencia por plantear una excedencia para cuidarlos a sus hijos. Desde entonces trabaja desde casa, junto a su compañera, Diana, en su agencia de comunicación y en su propio blog. A Adrián le dan igual los horarios, le compensa el simple hecho de poder estar presente en el cuidado de sus hijos.

Elisa, directora de una empresa y de la casa

elisa-dani-pixel.jpg
Elisa y su pareja junto a su hijo

Elisa es directora de una empresa de tecnología y también madre. A la presión y responsabilidad de su trabajo se le suma la carga de organizar las tareas del cuidado y del hogar: “Como mujer, no sólo tienes que trabajar ocho horas, sino que también llevas todo el tiempo la carga mental de la distribución, tienes la responsabilidad. Él no va a trabajar con el pensamiento de ¿qué come esta noche el bebé? Tú eres la que piensa y el otro ejecuta solamente. Esto es muy desbordante a veces”, explica Dani.

Gerard De Josep, de Atenas a la paternidad

Gerard de Josep
Gerard de Josep junto a su hijo, Rai

Gerard De Josep es padre de Rai, es periodista y actualmente trabaja en Pauta Media generando contenidos para diferentes medios. Al poco tiempo de volver de Atenas, donde trabajó durante un verano, su pareja quedó embarazada. El próximo mes cogerá una excedencia de cuatro meses para cuidar de su hijo, mientras Laura, su compañera, se reincorpora al trabajo. “Hemos puesto el trabajo en una posición de motor de nuestras vidas, cuando en realidad no es lo que nos hace felices”, dice De Josep.

Enric Bastardas, del modelo ‘Cuéntame’ a la corresponsabilidad

Enric Bastardas junto a sus hijos Martí y Nil y su mujer, Mariona
Enric Bastardas junto a sus hijos Martí y Nil y su mujer, Mariona

Enric Bastardas es padre dos niños, Martí y Nil. Se dedica al mundo de la comunicación y colabora en medios como el Diari Ara o Catalunya Ràdio. Él es autónomo y su compañera, Mariona, es asalariada. Nació en el seno de una familia estilo “Cuéntame”, padre trabajador, madre ama de casa. Tuvo claro desde el principio que no quería reproducir ese modelo y en casa se reparten al 50% las tareas. Bastardas lo tiene claro: “O te metes a tope o no sale”. Respecto a la corresponsabilidad, cree que aún queda mucho camino para que haya un cambio efectivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s