De portada de revista a activista feminista

Leticia Dolera, que encara su nueva etapa como escritora con el libro “Morder la manzana”, revive experiencias traumáticas para empatizar con las mujeres víctimas del patriarcado. Su aspecto sigue todos los estándares de belleza que éste exige: mujer delgada, guapa y que cuida todos los detalles. Sin embargo, las apariencias contrastan con su espíritu de reivindicación feminista.

LORENA MARTÍN

“Tengo 18 años, son las 23:00 de la noche y estoy en la fiesta de despedida de uno de mis primeros trabajos en el mundo audiovisual. Me siento feliz y adulta. En la barra del bar charlo con el director, el subdirector y dos compañeros más. Todos adultos […] A partir de ahí, la conversación se silencia en mi memoria, los gestos se ralentizan y las sensaciones físicas vuelven a mi piel. Siento una mano en el pecho, en MI pecho, juraría que en mi teta derecha”. Así empieza el artículo que escribió Leticia Dolera para un periódico la primera vez que contó su experiencia de acoso a los 18 años. La publicación fue en octubre de 2017 y ocurrió después de las masivas y sonadas denuncias contra el director Harvey Weinstein, en EEUU. Posteriormente, en el mismo artículo, relata cómo un actor compañero de rodaje le tocó el culo sin estar en el guión. Ambas escenas comparten el acoso y la indiferencia con la que los adultos observaron lo que pasaba.

Leticia Dolera combina su carrera como actriz, guionista y directora de cine con el ser activista muy comprometida con el feminismo. Aprovecha cada ocasión para hacerse eco de esta causa y enseñar a las mujeres lo que significa el feminismo, la sororidad, el patriarcado y la evolución a lo largo de la historia. Ella sostiene que el cambio es posible y que “la revolución será feminista o no será”. Para Leticia Dolera “cualquier espacio es bueno para reivindicar la justicia social”. En los Goya sorprendió a los asistentes cuando afirmó: “Está quedando una gala muy buena, un campo de nabos feminista precioso”, en referencia a la mayor presencia de hombres respecto a las mujeres.

Libro Morder la manzana con motivo de Sant Jordi
Libro Morder la manzana

Fue con 19 años que posó para su primera portada de revista. Según cuenta, eso no le hizo sentirse “más especial, ni más bella ni más mujer”. Ha vuelto a posar pero no en revistas masculinas, para no perpetuar los estereotipos machistas.

Dolera pretende reforzar la unión de las mujeres por un mundo justo para que no se sientan solas. Así lo declara. “No estamos locas, hay muchas mujeres a las que les pasa lo mismo”. Es la única actriz española que alza la voz para denunciar este conflicto social, mientras en Hollywood ya son muchas las que lo han hecho e incluso han dado rostro a aquellos que las han agredido. Aún mantiene el anonimato de sus acosadores. No quiere centrar el foco en nadie sino en el problema global marcado por el androcentrismo.

“No estamos locas, hay muchas mujeres a las que les pasa lo mismo”

La actriz nació en Barcelona, tiene 36 años, y fue criada únicamente por su madre, que se ocupaba de todas las tareas del hogar. Esto siempre le hizo cuestionarse el papel de la mujer en la sociedad, teniendo en cuenta los obstáculos con los que se encontró su madre al no ser aceptada, generalmente, como madre soltera.

Leticia Dolera firmando libros el día de Sant Jordi
Leticia Dolera firmando libros el día de Sant Jordi

En su libro, cuenta nuevas experiencias que le han hecho reflexionar con el tiempo. Por ejemplo, el bullying que sufrió en el colegio. “Eso marca. Nunca he sido una más, o la normal”, recalca. No fue hasta tiempo después que se dio cuenta de que en esa discriminación había una alta dosis de machismo. Los niños llegaron a pintar su nombre en la pared con su numero de teléfono con una frase como si se tratase de una prostituta. También la agredieron y tocaron sin su consentimiento. Más adelante, en el mundo laboral, ha perdido papeles por decir su edad y por mantener su integridad después de mantener una conversación con un director de cine sobre cuánto iba a enseñar en una escena de ducha.

Reconoce que, en un principio, escribió el libro pensando en que lo leería poca gente. Sin embargo, en este Sant Jordi, Morder la Manzana ha sido uno de los títulos más populares de los libros de no ficción y ya va por su quinta edición.

“Hace año y medio me di cuenta de que había caos en torno al feminismo y pensé que con mi altavoz podía contar lo que he aprendido y poner mi grano de arena”. Esto fue lo que la impulsó a dar el primer paso para contar lo que le pasó. Lo hace con la fuerza que la caracteriza por ser mujer. Y es que, tal y como cuenta el libro Morder la manzana, las mujeres afrontan muchos obstáculos por el simple hecho de serlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s