Carles Riera: la revolución a los 50

Carles Riera es el candidato número 1 de la CUP por Barcelona. Es un personaje que había pasado desapercibido hasta la fecha, poco se sabe de su vida privada. Pero Riera no es un personaje con poca trayectoria política, es uno de los miembros más veteranos de la Esquerra Independentista.

POR: XAVIER OLIVA

Carles Riera marca una clara diferencia con sus antecesores. Su imagen es mucho más madura que la de David Fernández o Anna Gabriel, lo demuestran su pelo y barba canosos, o la ausencia de camisetas reivindicativas que han sido sustituidas por un porte elegante en el que se incluyen camisas, jerséis, gabardinas o su característica boina gris. Decía Winston Churchill que “si a los 20 años no eres socialista, no tienes corazón. Si a los 40 años no eres de derechas, no tienes cerebro”. Carles Riera rompe ese molde, en una entrevista con Gemma Nierga en 8tv dijo ser más revolucionario a sus 57 años que con 18.

Cuando llega a un acto parece portar una expresión seria que se va diluyendo conforme sus compañeros se le acercan a hablar, en esa proximidad es cuando se puede apreciar el carácter afable de Riera. Cuando sube al escenario su discurso es firme pero tranquilo, la forma en que gesticula y lo expresa, muestra la convicción plena con sus ideales, los defiende sin perder los nervios y sin exaltarse, mostrando unas buenas capacidades de orador.

Es sociólogo y psicoterapeuta, aunque se dedica sobretodo a la segunda en Gestalt. Es padre de dos hijas y un hijo, y perdió a su mujer hace 12 años. El candidato de la CUP era el menos conocido de los contendientes de estas elecciones. De Riera se sabía que había sido diputado en el Parlament durante la última legislatura, en sustitución de Pilar Castillejo, pero prácticamente nada más. Aún así, su trayectoria  militante no se limita a ello. Riera es uno de los miembros más veteranos de la Esquerra independentista, en la que se vinculó a principios de los 80 y a día de hoy pertenece a Endavant, el núcleo más duro de la CUP.

Discípulo de Xirinacs

Si alguien marcó su pensamiento político fue el religioso Lluís Maria Xirinacs. Lo conoció cuando tenía 18 años durante la campaña por la amnistía frente a la cárcel Modelo de Barcelona. Su amistad duró hasta el fallecimiento del clérigo en 2007. Xirinacs le hizo comprender a un joven Riera que en aquel momento se movía más en el movimiento marxista libertario, la importancia del proceso de liberación nacional. Todo ello llevó a un joven Riera en los años 80 a entrar en la CridaCrida a la Solidaritat en Defensa de la Llengua, la Cultura i la Nació Catalanes –, de la cual fue portavoz, y en la Assemblea d’Unitat Popular que sería el germen de la CUP.

Xirinacs le hizo comprender a un joven Riera que en aquel momento se movía más en el movimiento marxista libertario, la importancia del proceso de liberación nacional

El candidato de la CUP sobrevivió a la crisis interna de la Esquerra independentista en los 90 y, a pesar de madurar, sus posturas se mantuvieron firmemente radicales. En 2016 en un artículo publicado en Espai Fàbrica se mostraba contrario al proceso de institucionalización del partido, Riera creía y cree que la lucha por la liberación social y nacional se desarrolla en las calles. Sobre el proceso independentista se muestra claro, en su primer discurso de campaña dijo, “no vamos a reclamar instituciones autonómicas, eso es cosa del pasado”. Ha defendido la unilateralidad a capa y espada, asegurando como “imposible” cualquier diálogo con el estado. Todo ello lo acompaña siempre de la necesidad de unir el proceso nacional al social, dos cosas que para él van de la mano.

Un veterano entre las nuevas generaciones

Riera forma parte de una generación que combatió en las calles por una democracia naciente y por unos derechos nacionales que habían sido negados durante 40 años en Catalunya. El candidato de la CUP ya estaba presente cuando una incipiente Esquerra independentista se estaba formando en diferentes movimientos durante la década de los 80. Riera une dos generaciones de una misma ideología, la de los pioneros y la de los más jóvenes formados desde finales de los años 90 hasta la actualidad. A pesar de esa diferencia generacional, Riera ha sido escogido por la militancia con total consenso, es la primera vez que la CUP no presenta un candidato independiente, y eso demuestra que la figura de Riera es valorada positivamente.

Riera une dos generaciones de una misma ideología, la de los pioneros y la de los más jóvenes formados desde finales de los años 90 hasta la actualidad

Carles Riera genera un rechazo entre los sectores más contrarios al procés. En artículos del Mundo o El Español se le llama “filoetarra”, criticándole su relación a finales de los 80 con Herri Batasuna. También ha recibido críticas por el hecho de que en un comunicado de la Crida diese parte de la culpa del atentado de Hipercor a la policía y a la propia empresa. La historia ha desmentido con la figura de Carles Riera la frase de Winston Churchill. Carles Riera, izquierdista en su juventud, lo sigue siendo hoy, y aún más que cuando tenía 18 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: