La CUP, un movimiento asambleario

La CUP es uno de los partidos políticos que más ha destacado en los últimos años. Su papel en el juego parlamentario catalán ha sido fundamental para el bloque independentista. En la última legislatura marcó parte del rumbo que tomaba el procés, siendo la última fuerza, con tan sólo un 8,21% de los sufragios y 10 diputados.

POR: XAVIER OLIVA

La CUP – Candidatures d’Unitat Popular- es un partido de izquierdas, independentista y feminista. En 2012 se presentó a sus primeras elecciones autonómicas con el lema “un caballo de Troya en el Parlament”. En esas elecciones consiguió 3 diputados y ya marcó una distancia sustancial con el parlamentarismo anterior. En la sesión de constitución de la cámara, los 3 diputados de la CUP votaron a Manuel G.B, un hombre que intentó suicidarse cuando iba a ser desahuciado, para ocupar la presidencia del Parlament. Sus votos fueron nulos, pero marcaron una trayectoria reivindicativa que les ha brindado su marca personal.

En 2015 consiguieron 10 diputados y fueron realmente el caballo de Troya necesario para la constitución de un gobierno independentista. Su negación a investir a Artur Mas al que relacionaban con los problemas sociales del país y con la corrupción, supuso la primera muestra de la relevancia de este partido, que mantuvo durante casi tres meses a Catalunya sin gobierno. Con esa negativa consiguieron que Mas se retirara y dejara paso a Carles Puigdemont.

Se presentan a estas elecciones con un discurso claro: El 155 es un “golpe de estado” y lo que hay que hacer tras el 21-D es construir la República Catalana. Estas son 6 cosas que se deben saber sobre la CUP:

1 | Es un partido municipalista

La CUP nace del municipalismo. Desde 2003 hasta 2012 solo se presentaba a las elecciones municipales. Su idea de sociedad pasa por la organización desde los municipios, considerando que estos son el espacio más cercano de interacción social, y que también son la mejor forma de construir una sociedad  justa y representada.

2 | Un proyecto que va más allá de las fronteras de Catalunya

La CUP es una organización pancatalanista, su acción no se reduce a Catalunya, se extiende a todos los territorios de los denominados Països Catalans. Tienen presencia en la Comunidad Valenciana, en las Islas Baleares, la Franja de Aragón y el Sur de Francia. El Proyecto de la CUP es conseguir la liberación nacional y la unidad territorial de todos los territorios catalanoparlantes.

3 | Anticapitalistas convencidos

La CUP no camufla su espíritu anticapitalista. Su objetivo es romper con ese modelo de producción y llegar a una sociedad socialista. En su programa, la economía está al servicio de las clases populares; proponen la ruptura con la UE y el Euro para conseguir la plena soberanía económica. Entre sus propuestas está también la nacionalización de los sectores estratégicos como las infraestructuras, la banca, la energía o el agua.

4 | Por una sociedad feminista y antipatriarcal

Las CUP es una organización feminista. En su discurso promueven la liberación de género como elemento indispensable para la construcción de una sociedad más justa. Reniegan del patriarcado y proponen un modelo de sociedad en que la igualdad entre mujeres y hombres sea una realidad. De hecho, es normal que las militantes y los militantes de esta organización empleen el femenino para referirse al colectivo. 

5 | Reniegan de toda organización jerárquica, lo suyo es el asamblearismo

La CUP no se organiza de manera tradicional. El partido tiene una organización asamblearia sin ningún tipo de liderazgo firme. En primer lugar, están las Asambleas Locales, que son totalmente autónomas y gestionadas por la propia militancia en los municipios. Estas se coordinan a través de las nueve Asambleas Territoriales. El órgano de máxima autoridad es la asamblea nacional formada por toda la militancia, que es la que decide las líneas estratégicas del partido cada año.

Esta Asamblea Nacional escoge al Secretariado Nacional, que es el órgano que gestiona el día a día del partido. Este se cambia cada 4 años y no tiene ninguna atribución política.

6 | Un mandato de 4 años

Otra de las diferencias de la CUP con el resto de formaciones políticas es la no repetición de diputados y diputadas. Los elegidos para representar a la organización en el Parlament tienen una duración de una legislatura. Pasado ese tiempo, no pueden presentarse de nuevo, en caso de hacerlo, van en las últimas posiciones de lista.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: