Turismo en el cementerio

JUAN SANTIAGO CASTRO M. Y VICTORIA DOS SANTOS

El cementerio de Poblenou ha dejado de ser visto solo como un lugar funerario. Desde hace más de diez años, los turistas se pasean por sus amplios pasillos grises en busca de la historia de la ciudad. Mientras alguien deja flores en la tumba de su ser querido, cerca se pueden ver varias personas con un mapa en la mano. Y más de uno se hace una selfie frente a la famosa escultura de “El Beso de la Muerte”. 

Entre pasillos grisáceos, enmarcados por el mármol y el granito de las lápidas enfiladas en las paredes, un hombre mayor, de unos 70 años, lee atentamente los nombres de cada una de las inscripciones. Busca aquella tumba que tenga tallado el apellido de la familia Nadal. Arthur Smith, originario de Jersey, Inglaterra, se encuentra en el cementerio de Poblenou tras el pasado genealógico de su esposa catalana, exiliada de la guerra civil española. “Vine a ayudar a mi esposa, pero al investigar me di cuenta de que este no era un cementerio común. Observo cada lápida, pero es imposible no desconcertarse ante la belleza del lugar”. Su voz se entremezcla con el sonido de las cámaras réflex de un grupo de turistas, en el que un guía, con un inglés de notorio acento español, describe la historia de la escultura de una mujer que alza una paloma al cielo.

Desde el momento en que ingresan los visitantes, toda la simetría presente en la entrada del camposanto se asemeja a un laberinto de piedra que transporta al pasado. A través de mausoleos, esculturas y sepulturas realizadas entre los siglos XVIII Y XIX se celebran la muerte, el duelo y la vida celestial. La escala de grises de las sepulturas contrasta con los rojos, naranjas y lilas de las flores en los nichos; así como con las coronas del escudo del Barça, algunas fotos familiares, juguetes y figuras religiosas que honran a quienes allí reposan.

El cementerio de Poblenou abrió sus puertas por primera vez en 1775 y fue reconstruido en 1816 tras un bombardeo encabezado por Napoleón Bonaparte. Esta necrópolis es conocida como la más antigua de Barcelona y allí reposan los restos de personajes como el inventor del submarino, Narcís Monturiol, el escritor José Luis de Vilallonga y la actriz Mary Santpere; así como los de algunos representantes de la aristocracia barcelonesa. La opulencia de esta clase social se puede ver en los imponentes mausoleos, donde ángeles de rostros lánguidos custodian el sueño de los que allí yacen, y vitrales de colores desgastados reflejan una luz tenue en el interior de cada recinto.

Por su gran valor patrimonial está catalogado, junto con el de Montjuïc, como uno de los cementerios monumentales de la ciudad de Barcelona por la Asociación de Cementerios Significativos de Europa (ASCE). Desde hace más de diez años se han incrementando las visitas de turistas de todo el mundo y este lugar se ha convertido en un espacio social que, además de ofrecer un poco de la historia de la ciudad, invita a sus visitantes a conocer el legado artístico y arquitectónico que lo compone. Fue en 2004 cuando el Ayuntamiento de Barcelona comenzó a hacer campañas de promoción turística tanto para este camposanto como para el de Montjuïc. Según el registro interno de la administración del cementerio, ha recibido aproximadamente seis mil visitantes durante el puente de Todos los Santos.

“El Día de todos los Santos, cuando se realiza la ruta nocturna, las sombras estáticas de las cruces, proyectadas por las antorchas que iluminan el lugar, se contraponen con la de los gatos que se pasean entre los mausoleos”

Ana Lozzupone, una turista italiana, lo encuentra no solo fascinante sino impredecible: “Cuando vas llegando todo es bastante clásico y muy elegante, me recuerda a esos cementerios antiguos del norte de Europa; pero a medida que caminas se vuelve excéntrico y macabro. Es una mezcla de belleza, color y arte mórbido, no puedo parar de hacer fotos”, comenta mientras ríe. Belén, auxiliar de seguridad del cementerio de Poblenou desde hace más de cinco años, explica que para ella la riqueza del cementerio radica en su antigüedad y en las actividades que se organizan para mantenerlo siempre activo. En los últimos años se ha posicionado como uno de los lugares sagrados más visitados de España. “La cantidad de turistas que vienen en verano y Semana Santa es increíble. Entre los meses de mayo y noviembre recibimos un promedio de más de 900 turistas por mes. Te puedo asegurar que les encanta”, afirma.

 

Anna Lozzupone
Al igual que Anna Lozzupone, turista italiana, son muchos los que visitan el cementerio de Poblenou. El disfrute del lugar se obtiene a través de la experiencia del recorrido y el contacto con años de historia. FOTO: VICTORIA DOS SANTOS

Belén enfatiza que la fecha “mágica”, es decir la jornada más visitada, es el Día de todos los Santos, cuando se realiza la ruta nocturna. Este evento aprovecha la atmósfera etérea y sobrecogedora que se respira en el cementerio al anochecer. Una vez cae la luz del día, las sombras estáticas de las cruces proyectadas por las antorchas que iluminan el lugar, se contraponen con la de los gatos que se pasean entre los mausoleos. “Durante el tour nocturno  todo está iluminado con velas. Recuerdo que una viuda, vestida con un traje de inicios del siglo XX, guiaba nuestro camino. Más adelante nos esperaba una bruja, disfrazada como si fuera para una fiesta de Halloween, para contarnos historias sobre el lugar. Lo que más me gustó fue la última parada, que era la tumba de “El Santet” de Poblenou“, relata Liliana, procedente de Igualada.

La tumba de Francesc Canals i Ambrós, conocido como “El Santet”, es uno de los lugares con más historia del cementerio. Se trata del sepulcro de un joven que, según la cultura popular, hace milagros a la gente que le lleva flores, exvotos, peticiones, fotos y velas. Francesc era muy querido en vida por sus acciones filantrópicas. Murió a la edad de 22 años por tuberculosis y tras su fallecimiento se dice que curó la ceguera de su padre. Este fue el primer milagro que se le atribuye. Según la leyenda que cuentan los guías del tour,  siempre cumple, pero nunca se le debe dar la espalda.

Del turismo del cementerio también se benefician locales comerciales que orbitan alrededor de este lugar. Uno de ellos es el bar “El Santet”, que recibe más visitas cada vez que el camposanto se colma de turistas. El lugar se vale de la figura de Francesc Canals i Ambrós para brindar a sus clientes bebidas, tapas y souvenirs relacionados con el difunto. El cementerio de Poblenou nunca va a dejar de cumplir su función primaria. Su uso ya no es solo para la muerte, se le incorpora además el turismo como práctica social. El semiólogo Humberto Valdivieso afirma que la presencia de figuras icónicas, unida a la arquitectura, el arte y la historia de la ciudad, hacen que en estos lugares conviva “la muerte como memoria y la vida como acción”.

beso
El Beso de la Muerte es una obra de Jaume Barba, que data de 1930. La familia Llaudet la encargó mientras lloraba la muerte de su hijo de 22 años. FOTO: VICTORIA DOS SANTOS

Además del tour nocturno del Día de los muertos, se realizan visitas guiadas diurnas, el primer y tercer domingo de cada mes. Las personas pueden apreciar 30 monumentos funerarios de diferentes escultores, en su mayoría catalanes. El recorrido, que incluye panteones de estilo neogótico y figuras mitológicas, concluye con la escultura de “El Beso de la Muerte”. La escultura, obra de Jaume Barba que data del año 1930, muestra un abrazo entre la muerte, representada por un ángel esquelético, y un joven desnudo de apariencia tranquila y serena. Este último se entrega a la muerte, quien tras un cálido abrazo y un beso en su frente, se dispone a llevarlo lejos del mundo terrenal. La obra es la muestra de un realismo conmovedor y tétrico, que recuerda lo romántica y trágica que puede llegar a ser la muerte cuando llega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s